Tuesday, August 2, 2011

¿ESTAS LISTO PARA EL REGRESO A LA ESCUELA?

Solamente a una persona despistada como yo se le ocurre la brillante idea de pedir que la lleven a una tienda de descuentos a comprar un jabón para las manos precisamente un sábado en plena venta “Back to School” y máxime teniendo una rodilla mala y el nervio ciático pillado. Quedé petrificada ante la avalancha de madres y padres que a última hora corrían de un lugar a otro seleccionando artículos para sus hijos.  Poco faltó para echarme a llorar cuando observé la fila para pagar.  Sobra decirles que mi hija y yo salimos despavoridas de aquel lugar.

Bueno, ya pasó la fase aguda de gastar dinero, pero ahora es que viene lo arduo para los padres y tutores responsables. Me refiero al asunto de llevar y buscar los hijos a la escuela y ayudarlos a hacer sus asignaciones. No sé si lo es para ustedes, pero supervisar las asignaciones de mis hijos fue extremadamente traumático. Para ese tiempo, la paciencia no estaba en la lista de mis virtudes. Mi marido tuvo compasión de mí y de nuestros hijos y me ayudó con esta tarea. En mis tiempos de niñez las cosas eran diferentes. Si bien mi madre nos obligaba a hacer diariamente todas nuestras asignaciones, nunca nos resolvía dudas relacionadas con las materias que estudiábamos. Y hacerle una pregunta a mi padre era equivalente a escuchar una larga conferencia. ¡Olvídate del asunto! Si teníamos dudas, recurríamos al 1-800-LA MAESTRA TE ATIENDE.  
 
Hoy día observamos que los niños tienen problemas de aprovechamiento en la escuela especialmente en el aprendizaje de las matemáticas.  ¿Por qué existen tantas personas traumatizadas con las matemáticas? Me explicó mi hermana Guillermina, quien siempre fungió como tutora de ciencias y matemáticas, que el trauma comenzó cuando el sistema escolar obligaba a los estudiantes a aprender de memoria las tablas de multiplicar. Los estudiantes quedaban patitiesos de miedo cuando se les pedía que recitaran esas tablas. Ese miedo se reduce cuando se emplean ejercicios y juegos en el proceso de enseñanza. Los niños y jóvenes mejoran sus ejecutorias de forma dramática. Cuando los estudiantes de Guillermina le preguntan para qué sirven las matemáticas, ella les responde: “Las matemáticas no sirven para nada, pero si las aprendes, el que sirve eres tú”.

Según la pequeña investigación que realicé, ya algunas escuelas han suprimido la memorización de las tablas de multiplicar. El uso de las calculadoras y las computadoras han hecho posible que no tengamos que estar dependiendo tanto de la memoria. Lo que necesita todo estudiante es aprender a utilizar ésta útil herramienta. Insisto que la simple memorización de conceptos, si bien es imprescindible en el proceso de aprendizaje, no nos ayuda a resolver la gran parte de problemas que confrontamos en el diario vivir.

Jesucristo es un extraordinario ejemplo del buen uso que una persona hace de las matemáticas. Las empleó para explicar principios financieros en la parábola de los talentos. En la parábola del sembrador vemos como aplica la elaboración de las estadísticas relacionadas con la siembra y cosecha. Estableció el concepto de sinergismo, siglos después desarrollado por Albert Einstein, el cual nos explica que 1+1 no siempre es igual a 2.  Podemos también apreciar este concepto en el  milagro  de los panes y los peces.

Podríamos añadir más ejemplos bíblicos donde vemos que las matemáticas fueron creadas por Dios y que son de gran utilidad para la creación.  Opino que nuestro sistema educativo tiene que revisar su currículo para evitar que los niños se aburran en clase porque no comprenden el uso de las materias que estudian.  Esto hará posible que se reduzca a su mínima expresión la deserción escolar y que muchos niños que son a veces despreciados por sus maestros porque no están motivados a memorizar, sean considerados como poco inteligentes.

Como padres los exhorto a tomar conciencia de lo importante que es entender el proceso de enseñanza y aprendizaje.  El aprendizaje comienza en el hogar y continúa en la iglesia, la escuela y la comunidad. 

5 comments:

JOAN said...

Excelente artículo. Tienes toda la razón, menos mal que papi se apiadó de nosotros (más bien de mi).

Nilsa said...

muy buen articulo; como primeriza, tomare en cuenta los consejos dados

El Blog de la Pastora Yoly said...

Extraordianrio, ayudar a concienciar q el verdadero back to school es mucho más q abarrotar las tiendas para comprar sin ivu o en los especiales. Tenemos q prepararnos para acompañar a una generación q tiene más pregs d las q podemos responder. tqm

Sonia said...

Hola!!
Siempre estuve pendiente a mis hijos, no solo llevarlos a la escuela también supervisar sus asignaciones y todo lo que en mis manos estuviera a mi alcance como madre responsable.
A mi siempre me gusto ir a la escuela y estudiar.. y traté de ensenarles eso mismo a mis hijos, el amor a la escuela, a estudiar y otras cosas positivas que como madre me tocaba enseñarles. Ahora bien, lamento que encontré en la vida estudiantil de mis hijos "maestros" que no estaban a el nivel que entiendo yo que tenían que estar pero eso es cosa aparte... Aplaudo la labor que día a día hacen los maestros y en estos tiempos, no es fácil.
Gracias a Joan que llegue a su blog, interesante su artículo.

-Sony
Sonia-Studio60

Francisco said...

Tremendo articulo, me encanto la forma en que llevas las matematicas a un campo de interes. Pues yo soy testigo de lo frustrante que fue el tener que memorizar las tablas de multiplicar. Pero es uno de los momentos en mi vida, que recuerdo con mucha alegria pues fue mi padre que asumio la responsabilidad de ayudarme con esa dificil encomienda y tengo que admitir que tuvo exito en su gestion, pues las matematicas fueron siempre mi mejor materia. Y en la forma en que explicas como Jesus utilizo esa destresa de la aritmetica en su ministerio me encanto y definitibamente lo voy a compartir con mis hijos. Gracias una vez mas Pastora por compartir sus pensamintos atravez de este BLOG, que es mi favorito...Dios le continue Bendiciendo de manera especial..